19 junio 2018

Esa crisis de los 40




Es llamada familiarmente la crisis de los 40, aunque el periodo comprende desde los 35 a los 45 años, dependiendo de las personas. Y según dicen los expertos, cuando llegamos a ella, es como si pensáramos que hemos recorrido la mitad del camino dejando atrás la juventud y entrando en la edad madura.

Aunque la verdadera realidad es, como iniciar una nueva etapa, que en la mayoría de los casos, no se está preparada. El reloj biológico no puede pararse, es algo inevitable. Miramos hacia atrás y nos gustaría vivir nuevamente muchas experiencias de nuestra juventud. Y somos temerarias ante lo que nos espera en esta nueva etapa de madurez.