03 junio 2014

El rey abdica en su hijo, el príncipe de Asturias


El rey abdica, este es el titular con el que nos encontramos en el día de ayer a primera hora del día. D. Juan Carlos I, rey de España abdica en su hijo el príncipe de Asturias, porque una nueva generación reclama su protagonismo.


Evidentemente se trató de la noticia del día, de la semana y quizás más importante en los últimos años. A la televisión, prensa y demás mundos de la comunicación los dejó en ‘shock’ y tuvieron que cambiar sus programaciones a golpe de cámara improvisada.

El rey, a sus 76 años y con 39 años de reinado, le cede la corona a su hijo el Felipe de Borbón, que pasará a reinar con el nombre de Felipe VI, en las próximas semanas, Doña Letizia, a sus diez años como princesa de Asturias pasará a ser la reina de España consorte. La infanta Leonor, la primogénita será princesa de Asturias, y su hermana Sofía, infanta. Así queda la primera línea de sucesión a la corona. 




En un principio la abdicación del rey se pensó venía derivada por sus problemas de salud. No sé cuántas operaciones de cadera, otra operación para quitarle un nódulo en el pulmón e infinidad de achaques hicieron pensar, en un principio, que D. Juan Carlos I abdicaba por problemas de salud, pero no fue así.

No abdica por problemas de salud

Tras el anuncio del presidente del gobierno, el propio rey se mostró ante los ciudadanos, en un mensaje grabado para la cadena pública, en la cual explicaba los verdaderos motivos de su abdicación. Al menos, los motivos oficiales, ya que por detrás, son muchos los que aseguran que el descrédito de los últimos años, le han llevado a alejarse del reinado y dar paso al príncipe de Asturias, como legítimo heredero.

El rey se planteó la posibilidad de abdicar, en enero, cuando cumplió 76 años. En aquellos momentos, ya llevaba más de la mitad de su vida, 39 años, reinando. A la primera persona que se lo comunicó fue al Príncipe de Asturias y posteriormente al jefe de la Casa del Rey, Rafael Spottorno. Y simplemente esperaba el momento para comunicarlo. Las voces más críticas aseguran que ha abdicado por el bien de España, otros no están tan de acuerdo. Pero en este país ¿cuándo nos ponemos de acuerdo en algo?

Deja paso a una nueva generación

Lo cual, cuando llegó el anuncio en el día de ayer sorprendiendo a todos los españoles, fueron muchas las voces que se apuntaron el tanto, tras las pasadas elecciones del 25M. Pues no, no es así. El rey ya lo tenía previsto desde primeros de año, su hijo de 46 años, el cual lleva preparándose toda la vida para ser el sucesor, está preparado para ser el máximo Jefe de Estado

Según se puede leer en el artículo 57.1 de la Constitución Española, la Corona la hereda el hijo del Rey, el Príncipe de Asturias. Y serán las Cortes las encargadas de proclamarle en el cargo. Algo que sucederá durante este mes de junio.

Pero aún así, quedan muchas cosas por regular en el congreso porque en nuestra Constitución no se contempla ni la renuncia ni la abdicación a la Corona. Por lo tanto se tiene que regular por una Ley Orgánica que se tendrá que aprobar de forma extraordinaria en el Congreso y después en el Senado.

Dudas e incógnitas tras la abdicación 

Muchas dudas e incógnitas se tienen que despejar. ¿Cuándo comenzará a ejercer realmente Felipe VI como rey? Se sabe que se proclamará ante las Cortes Generales en el Congreso, ya que nuestra monarquía es Parlamentaria. Pero ¿En qué posición quedará el rey D. Juan Carlos I y la reina Sofía? ¿Dónde vivirán? 

No hay comentarios: