15 mayo 2014

Ama y libérate de los falsos mitos

Vivir en pareja algunas veces, o casi siempre no es vivir en un cuento de hadas. En ocasiones tenemos el listón tan alto y exigimos tanto a la relación que cuando no es así, vienen los problemas, que en el fondo no hay. Queremos que todo funcione siempre a las mil maravillas y nos frustramos cuando no ocurre así. Para que una relación de pareja funcione, es necesario revisar nuestras expectativas y adecuarlas a la realidad, todo en proporción a la edad y los años que se lleva conviviendo.

Pasamos del enamoramiento de los primeros años, al amor maduro. No podemos pretender que la pasión del principio se mantenga inalterable durante años. Que la pasión e intensidad se frene con el tiempo no significa que el amor disminuya, sino que se ha alcanzado la estabilidad y la madurez en la pareja. Por lo tanto, es un mito pensar que el amor ha desaparecido solo porque no vivimos la relación como al principio, y más si hablamos de parejas que llevan media vida juntos.




Las discusiones, son tan inevitables como necesarias en una pareja. Pensar que una pareja que discute es menos feliz, es falso. Para conseguir una relación madura, es necesario solucionar los problemas que vayan apareciendo y no dejándolos ahí en el cajón de sastre para que se llene de reproches. Si se hace de forma inteligente y constructiva, es un sano ejercicio de convivencia. Además, por mucho que ames a tu pareja siempre habrá algo que no te gusta o comportamientos que se pueden cambiar. Por lo tanto hablando se entienden la gente y las parejas.

El príncipe azul o las almas gemelas, más bien pertenecen a los mitos. No hay dos personas iguales, más bien complementarias. No podemos pretender, por lo tanto, que nuestra pareja cumpla al cien por cien nuestras exigencias. Todos, hombres y mujeres son humanos y como tales, tienen sus defectos y virtudes. La esencia está en complementarse, y por supuesto no hay dos personas iguales ....

Tampoco tener una crisis de pareja significa que la relación se rompa. Es normal que, en una relación larga, se den más de un altibajo. Lo importante es que si el amor permanece intacto, siempre hay posibilidades de poder sobrellevarlo y superar la crisis en la pareja.

No hay comentarios: