10 marzo 2014

Resaca del 6 de marzo Día Internacional de la mujer trabajadora


¿Llegará un día en el cual no tengamos que celebrar el día internacional de la mujer trabajadora?

No sé si mis ojos y oídos lo verán, pero lo que está claro es que cada vez estamos más lejos de la no celebración, ya que de por sí, la celebración es discriminatoria. Pero es lo que hay, y lo que sigue tocando es que mientras sigamos perdiendo derechos a pasos agigantados, las movilizaciones –no sólo el día 6 de marzo- todos los días de nuestra vida, seguirá siendo una lucha por recuperar los derechos que no tenemos y están muy lejos de ser igualitarios.

Todavía estamos lejos de poder asegurar que estamos en igualdad de condiciones junto a los hombres. La mujer sigue siendo la gran perdedora a nivel laboral, y con la crisis económica se ha incrementado. Por lo tanto nos queda todavía muchos años de lucha y reivindicaciones.


Una de las grandes brechas son los salarios. Datos publicados por la Comisión Europea a finales del año pasado dicen que las españolas cobran de media un 16,2% menos que sus compañeros varones.  En cuanto a conciliación laboral, la mujer sigue siendo la gran perdedora. Hay un 26,3 por ciento de mujeres que compatibilizan su jornada laboral a tiempo parcial,  ya que el resto es para la atención familiar.

Los datos en cuanto a empleo hablan por sí solos: brecha salarial, segregación sectorial, paro, empleo vulnerable, conciliación (hasta ahora una tarea casi imposible), y si bien hay hombres más activos en este concepto, las cifras siguen siendo mínimas...  La verdadera batalla sigue estando en conseguir un salario equiparable al del hombre desempeñando el mismo trabajo y asumiendo las mismas responsabilidades.

El 8 de marzo no hay nada que celebrar y sí mucho por hacer todavía. No estamos a los niveles de aquellas 129 mujeres que perdieron la vida en la revolución industrial por conseguir los mismos derechos que los hombres, tanto a niveles laborales como sociales, pero estas mujeres nos pueden servir para recordarnos que estas mujeres iniciaron una lucha y revuelta que todavía está muy lejos de terminar.


No hay comentarios: