06 octubre 2013

No puedo quedarme cruzada de brazos

Somos como ovejas directamente llevada al matadero


Cuando ves que tu país está a la deriva y que esto es una jaula de grillos si realmente tienes inquietudes y no estás a favor, intentas al menos mostrar que no comulgas con políticas, ni pérdida de derechos tanto sociales como personales, porque piensas que has retrocedido 30-40 años, y eso de ir como los cangrejos como que no estás dispuesta.

Hoy en día contamos con una herramienta más que imprescindible para gritarle al mundo que tú no estás a favor de ciertas cosas, que tú estás en este mundo y tienes derecho a opinar, y más si hablamos de  este país el cual va en vías de una gran exclusión social y una gran brecha entre los más y los menos. Vivo en una sociedad y Municipio en el cual veo diariamente cómo son olvidados de la mano y se tienen que buscar la vida como pueden, y nadie hace nada por ellos. 




No puedo dejar de pensar, no puedo dejar de gritar que llevo 43 años en este mundo he pasado por infinidad de etapas y cambios pero puedo asegurar que como estos últimos años no he vivido una dictadura y pérdida de derechos solapados mayor. Cada vez que pienso hacia donde nos estamos dirigiendo en el amplio sentido de la sociedad, pienso que no puedo quedarme cruzada de brazos y siempre me queda el poder de expresarme libremente a través de las teclas de mi ordenador.

No quiero ver la vida pasar como si yo viviera en otro planeta, no quiero tampoco dejar de dar mi opinión y sobre todo quiero pretender al menos, que mi hija tenga un futuro mejor. No pretendo una revolución, pienso que el poder de las palabras con hechos, y si crees en tus ideas al menos todos juntos podamos tener un mundo mejor. ¿Como pretendemos arreglar el mundo de los demás si el nuestro está desquebrajado?, nos quitan derechos, nos dejan en la calle, nos limitan y encima nos hacen sentir culpables de una crisis que yo, no estoy dispuesta a pagar. 

Si consigo trasmitir mis ideales e inquietudes y darle a las personas esperanza de que se puede cambiar, ya me doy por satisfecha y podré descansar por las noches, algo que dudo puedan hacer muchos que no dudan en dejar el país en la más pura miseria e indigencia tanto económica como socialmente y campan tan anchos por el mundo como si fueran los reyes del mambo.


Mi forma de ser no me permite ver pasar la vida sin más, no abogo por la violencia pero si por el entendimiento y el diálogo que nos pueda sacar de este pozo en el cual cada día hay más personas que son olvidadas y nadie, hace nada por ellas. No pretendo tampoco imponer cada cual es responsable de sus ideas y sus actos,  solo expongo y transmito lo que muchos, quizás, no quieren, no pueden o no se atreven a decir.

Por lo tanto inauguro otra nueva sección. Sois todos bienvenidos.

No hay comentarios: