31 diciembre 2011

Otro año más con la lista de los propósitos


Cada año por estas fechas a pocas horas de finalizar el año, muchas personas son dadas hacer propósitos para el Año Nuevo, una costumbre muy arraigada y que en muchos lugares lo hacen a modo de ritual. Una costumbre muy positiva para los que quieren recibir en este caso el 2012 con buenos propósitos.

Es tiempo de hacer balance de todo el año y dejar ir lo malo para que entre lo nuevo. Sin embargo estas prácticas con propósitos se pueden hacer el resto del año, aunque es en Nochevieja cuando más gente le presta atención y después por desgracia en una semana todo gozo queda en un pozo y, ni cuentas de los propósitos que llevan anunciando durante días.



Todos queremos mejorar la vida, e incluso cambiar algún aspecto que nos incomoda o dejar ir una situación. Hacemos una lista con buenos propósitos y le ponemos mucha energía para el año nuevo, pero la mayoría de las veces son propósitos que terminan en el cajón el resto del año o nos olvidamos de ellos a medida que vemos no se cumplen.


Y es que, hay ser realistas, porque si no se estás familiarizado con este tipo de acciones caerás en la desesperación y diremos aquello de ‘no se ha cumplido nada de lo que pedí’ y otro año más sin cumplir nada.

Los propósitos tienen que ser creíbles para no entrar en la desmotivación y hacerlos con el corazón y no porque todo ‘el mundo lo hace’. Es un absurdo decir ‘me propongo pesar diez kilos menos en febrero’, es mejor decir ‘me propongo tener una dieta saludable durante el año que me permita tener mi peso ideal’. Un propósito es una afirmación, un decreto, por lo tanto le tenemos que poner toda la energía cuando la pronunciemos o, la escribamos en un papel. A lo largo del año, podemos consultar la lista de los propósitos para seguir manteniendo la energía.

Si tu propósito es dejar de fumar (algo muy común en estas fechas), publícalo a los cuatro vientos y así, el poder de conseguirlo será mayor. No querrás defraudarte a ti mismo y a todas las personas que se lo comentaste ¿no?

Y por supuesto, cuando se hace un propósito no sólo es ahora, durante todo el año se puede seguir esta práctica. Eso sí, no debemos idealizar los propósitos, sino ser claros y específicos en cada uno de ellos, de nada sirve comprometerse a algo que de antemano sabemos no podremos cumplir.

Es importante la actitud y creer que lo conseguirás, pero todos los días del año.


Imagen | jobssy

No hay comentarios: