22 abril 2011

Cambios cambios y más cambios




Tampoco sabía como poner título a estos mis pensamientos que están agolpados en mi mente y piden paso para salir. Sigo siendo una inconformista. Quizás todo sea fruto de seguir buscando eso que anhelo que no sepa que es pero sé que está ahí. El día que logre poner mis pensamientos en orden será la mujer más feliz del mundo.

Desde que tomé la decisión de llenarme sólo con lo que me aportaba algo positivo a mi vida, el viaje es una constante de curvas y pocas rectas. Es como cuando cojo el coche sin rumbo fijo y no sé hacía donde me llevará pero termino siempre en un punto. La única diferencia es saber que sigo sin un parar y descartando lo que con el tiempo no me aporta nada.